Michael Jackson - Rey del Pop
Su Música vivirá por siempre

Usuarios

La consagración con Off The Wall y Thriller

Con la inestimable ayuda del productor Quincy Jones, Jackson publica en 1979 el álbum Off the Wall, editado por la discográfica CBS. Con este trabajo, que supone su lanzamiento definitivo como solista con unas perspectivas de futuro fantásticas, obtuvo unas ventas millonarias y recibió su primer Premio Grammy, al mejor cantante de rhythm & blues, por el tema Don't stop 'til you get enough. En 1981 edita en compañía de sus hermanos el elepé Triumph.

En 1982 Michael publica el álbum Thriller, con el cual se transforma en una megaestrella del espectáculo, siendo por ejemplo el primer artista en obtener dos estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood. El álbum se ha convertido desde entonces en el más vendido de la historia, con aproximadamente 104 millones de copias, 65 en Estados Unidos y 55 en el resto del mundo.[20] El éxito se debió en buena parte al videoclip del sencillo que da título al álbum, Thriller, un cortometraje de más de 13 minutos de duración dirigido por John Landis. El álbum había cosechado otros éxitos previamente, con canciones de distintos estilos como Beat it [21] [22] y Billie Jean (funk disco).[23] De hecho, los vídeos de estas dos canciones abrieron a Jackson el acceso al nuevo canal televisivo MTV, siendo el primer cantante afroamericano que lo conseguía. Así preparó el terreno para la emisión reiterada del clip de Thriller, cuyo impacto relanzó las ventas del álbum.


Al año siguiente Michael Jackson actúa en el especial televisivo Motown 25: Yesterday, Today, Forever, presentando como sorpresa su paso coreográfico moonwalk, que causó asombro y que sería imitado por los aficionados al break dance y raperos.

La explotación del éxito del álbum Thriller se prolongó durante más de un año, pues encabezó las listas de ventas en Estados Unidos durante más de veinte semanas. Se lanzaron como sencillos siete de las nueve canciones que contenía, caso insólito. Pero tal éxito sometía a Michael a un creciente stress, con una continua exposición pública y bajo una sucesión de rumores sobre sus peculiares gustos y extravagancias.

En 1985, junto a Lionel Richie y un extenso elenco de artistas del momento (Stevie Wonder, Diana Ross, Tina Turner, Bob Dylan, Bruce Springsteen y muchos otros), Jackson lanza Usa for Africa, una producción musical que contenía el sencillo We are the world, que reunió millones de dólares para ayudar a la población hambrienta de África, especialmente de Etiopía, y se convirtió en el single más vendido hasta ese momento. También en 1985 compró los derechos de autor sobre las canciones más representativas del mítico grupo The Beatles; fue una jugada maestra en lo económico, pero le enemistó con su colega Paul McCartney, quien pujaba por los mismos derechos y se sintió traicionado.